Inhumación y cremación para animales de compañía

Por este término estamos hablando principalmente de perros y gatos, mascotas. El reglamento europeo, desde el 2002 con una actualización del 2011, establece que el propietario de la mascota ESTA’ OBLIGADO a garantir un alojamiento permanente del cuerpo del animal muerto, PROHIBIENDO EL ABANDONO, LA DESCARGA O LA ELIMINACIÓN INCONTROLADA DE LOS RESTOS (la sanción, en Italia, llega a 28.000 euro).

La modalidad estándar de la eliminación non individual del cuerpo del animal, es la CREMACIÓN COLECTIVA, o sea la incineración de más de un cadáver simultáneamente. En algunos casos se llega a PRENSAR LOS CADÁVERES, que una vez enterrados, se mineralizan más rápido. Bastante fácil comprender que, cualquiera que sepa estos sistemas, no estaría dispuesto a dejar su mascota EN MANOS DE GENTE EXTRAÑA que la guiarán hasta este DESTINO TERRIBLE. Para evitar todo eso, la solución más adecuada es una cremación individual, que requiere la incineración de un solo cuerpo a la vez, con la entrega de las cenizas a la familia.

Ofrecemos soluciones operativas totalmente seguras y económicamente viables:

Ir arriba